Otras publicaciones

viernes, 28 de abril de 2017

Ella

Con cada muerta se alimentan las religiones y se leen discursos que hablan de lucha y de "vamos pibas" como si estuviéramos todos locos! No es ciencia ficción. Estamos a años luz de las soluciones porque hay más diseñadores y publicistas pensando frases de impacto que abogadas, fiscales y juezas con ganas de llevar el cambio necesario al lugar indicado. Que queremos que sepan lo que es el feminismo, está claro. Que queremos arreglar este espanto, no.

Algún tiempo atrás alguien comentaba en una vieja publicación que hice: "amo tu lucha, amo verte indignada,  amo..." . Pura poesía.  Eso fue hace 6 meses. Del 1ro de abril a hoy van 27 mujeres muertas (en su mayoría luego de ser violadas).

Con todo respeto, lucha es la que cada mujer batalla sola minutos antes de morir.  El resto es decorado. Tan decorado como soy yo en esta historia.

Cuando murió Micaela todas las fotos de perfil eran de ella con la remera del #NiUnaMenos pero antes, mientras la buscaban sus padres, no compartían su foto. El amarillismo nos supera.

Desapareció Araceli y por ser una piba de San Martín se trató el caso con el desprecio que reciben "los del conurbano". O debería decir "recibimos".

Lamento mucho seguir sintiendo que llevamos esto a un costado fanático que resalta aún más nuestra debilidad ante los ojos de quienes son capaces de tratarnos como cosas. Hacernos sentir poderosas nos convierte en minas que van a la calle a inmolarse porque no hay un sistema legal que nos ampare ni nos proteja.

Matar es demasiado barato en nuestro país. Mientras siga siendo así, todos podemos aparecer en bolsas, en cajas o simplemente no aparecer.

No pasa un mes desde la aparición del cuerpo de Micaela y ya estamos ante otra noticia, que por reiterada, pareciera que va perdiendo su cualidad de espanto.  En el medio hubo muchas más y no nos alcanza el tiempo para aprendernos los nombres.

La moral humana es nuestro héroe y nuestro verdugo.  Cuando suceden casos que estremecen a la sociedad se oye un sollozo que corea con indignación un "qué hijos de puta".  En plural.  Porque sabemos que son los que son y son los potenciales.  Si por casualidad alguna persona se dejara llevar por la ira y pidiera pena de muerte, saldrían muchos a decir que no porque quitar la vida a otro es una barbaridad y porque Dios... y porque "para algo está la justicia".

En el medio aparecen los análisis discursivos que sostienen que decirles "hijos de puta" es otro abuso contra el género.  Nos deja pensando, sí.  Definitivamente no cambia la historia.  Todo sigue este curso deprimente.

Para mi la justicia no existe más que en el obrar de cada uno de nosotros, con nuestras reglas, nuestras miserias, nuestros resentimientos, nuestras sobras humanas.  Lo que existe es una ley, que fue escrita en tiempos remotos en los que ser una porquería humana no era tan grave en algunas circunstancias y donde ser un criminal muchas veces dependía del tipo de víctima.  Los tiempos cambiaron, algunas leyes también, pero mientras haya quienes defiendan legalmente a criminales, las penas serán leves y seguirán siendo el principal motivo de semejante avalancha de abusos.

En Argentina tipos como Pierri defienden a tipos como Mangieri, sabiendo que el portero fue un tirano que robó algo que nunca va a poder devolver, una vida.  Entonces es cuando me pregunto qué pretendemos como sociedad si la regla con la que medimos las cosas no tiene que ver con la vida sino con quién es el asesino o quién es el asesinado.  No evolucionamos mucho con respecto a aquel momento en el que los esclavos eran negros porque "los negros servían sólo para ser esclavos".

No te metas. No hables de esto porque no te conviene, no digas lo que pensás porque te van a putear, no te metas con las agrupaciones porque te van a saltar a la yugular.  Y así estamos.

Estos seis meses se llenaron muchas plazas y calles y hubo muchos carteles rosados y se repitió #NiUnaMenos pero no deja de ser una publicidad y, perdón, pero es mi sentimiento y mi pensar.  De qué sirvió?  De qué sirve?  Tenemos un Congreso lleno de estúpidos y estúpidas (que para el caso es lo más triste) que decretan el día del vino con celeridad pero que están rogando cumplir su mandato para librarse de elegir lo que necesitamos de verdad.

Obvio que nos van a matar, la muerte en nuestro país es la peor epidemia.  Me permito creer que esto no tiene que ver con el género sino con el status.   Muchos de los que hoy se horrorizan con estos casos no dijeron nada cuando el retrógrado dueño de prostíbulos Zaffaroni consideró que una violación con la luz apagada resultaba una vejación "no tan traumática" refiriéndose al caso de un menor abusado. No me queda otra opción más que pensar que somos un par de monos con telefonía de avanzada, aparentando y transcurriendo miserablemente; todo lo pasamos por el tamiz de la política y todo lo llevamos a ese lado pero no desde una mirada aguda y crítica, sino desde una mirada futbolera, como si se tratara de bandos.

Hace pocas horas encontraron un cuerpo enterrado en la casa de un hombre que había sido citado a declarar por la desaparición de Araceli.  Los medios publicaron su cara y le taparon los ojos.  Me conmueve y me llena de ternura cómo se cuidan ciertos detalles. No le publiquemos la cara, mirá si el cuerpo no es de Araceli y nos hace juicio!  Finalmente era ella.  Me quedo en el tratamiento de la noticia, no hay noción de lo importante.  Buscamos a Araceli, si en el proceso se encuentra otro cuerpo en la casa de un sospechoso, ¿por qué lo cuidamos?

A ver!!!  Tiene un cuerpo enterrado en la casa!!!  Un cuerpo enterrado!!! Un cuerpo!!!

¿Qué nos pasa que no podemos poner el foco en las cosas importantes?
¿Por qué cuidamos la identidad de gente que no sirve para nada?
¿Cómo es posible que en estos tiempos de tantos logros femeninos, no podamos -con la cantidad de mujeres que llegaron al Congreso- meter presión seriamente para endurecer las penas?
¿Qué problema hay con "endurecer"? ¿Qué trauma tiene esta sociedad con eso?
¿Por qué estamos tan inundados de indolencia?

Vengo con mucha angustia porque hace días fuimos testigos de la impunidad con la que Pablito García Aliverti llegaba y se iba manejando del lugar al que debía llegar -como mínimo- avergonzado por ser asesino de un tipo que iba a trabajar.   De todos los colegas que suelen opinar sobre actualidad y realidades sociales, sólo un puñado se pronunció al respecto.  Debimos repudiarlo todos!   Es un impune que llevó medio cuerpo humano dentro de su auto durante kilómetros sin siquiera parpadear.  Ese estúpido sigue manejando!

Ahí está mi concepto de justicia.  Justicia sería que él mismo no quisiera manejar aunque las leyes se lo permitieran.  Sería la justicia de su humanidad tratando de alejarse de un error que le quitara el sueño.  Pero no pasa.  No pasa porque estamos invadidos de gente espantosa.

Manejás borracho y todos te festejan.
Te drogás en fiestas electrónicas y sos cool, te drogás en una bailanta y sos una reventada que merecía morir.
Autos en las rampas, acomodo en todos lados, falsos arrastrándose por lugares de privilegio, tipos garcas, poderosos que compran todo (incluso vidas), gente que ama tener esclavos disfrazados, resentidos...

Todo depende.  Siempre depende.  Como decía mi abuelo:  Si tengo dinero en el bolsillo van a decir "Raúl está alegre", si ando pobre dirán "Raúl es un borracho de mierda".

Perdón, es injusto este detalle porque los que lo van a leer son justamente los otros. Esos a los que les duele Araceli, Micaela, Reinaldo Rodas, Lucía, Candela Rodríguez, los que no olvidan a María Cash, a Diego Peralta, a Julio López.

No me da miedo decir que quiero penas más duras.  Juicios ejemplares.
No es justo que manejar borracho, atropellar a alguien y llevarlo 17 km incrustado en el parabrisas del auto tenga como pena 4 años de prisión.
No es justo que un violador reciba una condena de 5 años. No es justo que a un violador se lo libere antes por "buena conducta" porque eso nos obliga a asumir que los jueces son estúpidos.  ¿Qué violador se portaría mal en la cárcel?
No es justo que no tengamos un político honesto! ¿Se dan cuenta?  No es justo porque yo conozco gente honesta, gente capaz, gente honrada.  ¿Por qué siempre ocupan esos lugares personas que no tienen facultades ni intelectuales ni "morales" para hacerlo?

No se trata de partidos políticos!
Se trata de nosotros!

Estamos jodidos. Por eso, nena: si leés esto, avisale a tus padres a dónde vas, quienes son tus amistades. Estás sola. No seas carne de cañón de este mundo mediocre que te toca.  Allá afuera van a decirte cosas ue te van a hacer sentir invencible pero sabés algo?  No es así, esa es la ilusión que tenemos las mujeres más grandes.  A vos te toca aguantarte este conglomerado de discursos facilistas que van a tener mártires desparramados por todos lados, mártires entre los cuales podés incluirte.  Cuidate hasta que podamos arreglar este mundo para vos o para tus hermanos menores.

Me quedo deseando que en un futuro haya menos jueces por legado familiar y más gente con ganas de trabajar por el otro. 

Once años atrás fui a denunciar amenazas tales como "vas a aparecer en una zanja" "te voy a llenar el estómago de plomo" y otras barbaridades. El que me recibió en la comisaría de Bella Vista nos dijo a mi madre y a mi "del dicho al hecho... no se haga problema señora que éstos no hacen nada". Mi mamá le dijo que a ella no le importaba su opinión, que tomara la denuncia. Yo fui afortunada al tenerla a ella. No todas las chicas tienen la misma suerte pero una década después siguen contestando lo mismo quienes nos deberían proteger.

Hay que cambiar muchas cosas. Demasiadas.

De egoísmo ya tuvimos bastante.

Pensaba de qué sirve que yo esgrima acá mi pena o mi indignación... en este ir y venir de ideas y de rostros que se van a quedar para siempre, se me ocurrió proponerles algo:  pidamos un plebiscito para solicitar con urgencia una modificación del Código Penal para aumentar la duración de las penas impuestas.  Que "cadena perpetua" sea una certeza de que un violador no va a volver a salir y de que, el que matá no lo hará nunca más.

Es nuestra deuda social con cada víctima.

martes, 25 de abril de 2017

A proyecto con todo mi amor

Presos de un dibujo terminamos en el mismo camino.  Fui copiloto de tu plan y con cada puerta que nos cerraban, nos alargaban la charla y con ella nos aumentaban las chances de coincidir.

Escupimos miserias ante el desconocido que teníamos frente a nosotros y sin saberlo, nos regalábamos la certeza de saber que nos gustaba escucharnos sin juzgarnos, porque los dos somos misterios que juegan a dejarse atrapar.

Brindamos por un buen año y mientras el vino teñía tu copa, yo descubría que por primera vez no tenía que prestarle atención al tiempo, nadie se iba a ir de ahí.

No tuviste frivolidades, no me sentí obligada a defenderme de nadie. No era una batalla, era un momento y fue un momento que duró para siempre.

Hoy no sabemos nada y así nos sentimos más seguros, queremos todo y así desplegamos las alas.

Yo estoy, porque a esta altura, que no es tanta, adoro verte soñar con los ojos cerrados y también con tu más despierta mirada; porque me gusta sostener los hilos de los sueños que hoy dejás volar y que antes abrazabas. 

Que la vida nos sorprenda, que nos pasee por nuevos caminos como lo hizo aquel primer día.

Te quiero, porque no me necesitás, porque somos una elección libre y quizás sea esa nuestra mejor elección.

Proyecto, gracias por existir.


Cátedra de la Sociología del Siglo XXI


Esta publicación no va a tener contenido de mi autoría en su totalidad, es necesario incluir una entrevista del año 2007.
"El tiempo vuela" dicen por ahí y este texto no sólo lo comprueba sino que nos sitúa en lo más alto de la más baja realidad, esa que por inercia, por indolencia o por negación ya ni vemos.Vivo convencida de que, en estos tiempos en los que las universidades escupen economistas formados con las bases teóricas de Adam Smith (que vivió en el S.XVIII) o sociólogos que siguen teniendo como "actuales" las ideas de Karl Marx, leer entrevistas como la que voy a dejar a continuación son una especie de cachetada social. Que se entienda que no se trata de una crítica a Smith o Marx sino de una observación sobre lo que se entiende por contemporáneo. No puedo justificar esta opinión tan personal más que diciendo el nombre de alguien que cumplía exactamente 4 años en el preciso momento en el que fallecía uno de los padres del socialismo científico (Marx), su nombre es Albert Einstein. Todo es tan relativo que mis opiniones no pueden escapar a ello.
A continuación dejo la ya mencionada entrevista que -en teoría- realizó un periodista de la Rede Globo a Marcola, un personaje muy importante del narcotráfico instalado en Brasil. Digo "en teoría" porque se puso en duda que se trate de un material periodístico legítimo. De todas formas, no deja de ser un intercambio que llama a la reflexión a pesar de lo soso que fue el entrevistador ante semejante oportunidad (si es que existió tal encuentro).


El diario O Globo de Brasil en su separata Segundo Cuaderno, publicó una ’Entrevista a Marcola del PCC’. El es Marcos Camacho, jefe de la banda carcelaria de Sao Paulo denominada Primer Comando de la Capital (PCC). La siguiente es la traducción textual del reportaje.
- ¿Usted es del PCC?
Más que eso, yo soy una señal de estos tiempos. Yo era pobre e invisible. Ustedes nunca me miraron durante décadas y antiguamente era fácil resolver el problema de la miseria. El diagnostico era obvio: Migración rural, desnivel de renta, pocas villas miseria, discretas periferias; la solución nunca aparecía… ¿Qué hicieron? Nada.
¿El Gobierno Federal alguna vez reservó algún presupuesto para nosotros? Nosotros sólo éramos noticia en los derrumbes de las favelas de los cerros o en la música romántica sobre ’la belleza de esas montañas al amanecer’, esas cosas… Ahora estamos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de vuestra conciencia social ¿Vio? Yo soy culto. Leo al Dante en la prisión.
- Pero la solución sería…
¿Solución? No hay solución, hermano. La propia idea de ’solución’ ya es un error. ¿Ya vio el tamaño de las 560 villas miseria de Río? ¿Ya anduvo en helicóptero por sobre la periferia de San Pablo? ¿Solución, cómo? Sólo la habría con muchos millones de dólares gastados organizadamente, con un gobernante de alto nivel, una inmensa voluntad política, crecimiento económico, revolución en la educación, urbanización general y todo tendría que ser bajo la batuta casi de una ’tiranía esclarecida’ que saltase por sobre la parálisis burocrática secular, que pasase por encima del Legislativo cómplice.
¿O usted cree que los chupasangres no van a actuar? Si se descuida van a robar hasta al PCC. Tendría que haber una reforma radical del proceso penal del país, tendría que haber comunicaciones e inteligencia entre policías municipales, provinciales y federales (nosotros hacemos hasta conference calls entre presidiarios…) Y todo eso costaría billones de dólares e implicaría una mudanza psicosocial profunda en la estructura política del país. O sea: es imposible. No hay solución.
- ¿Usted no tiene miedo a morir?
Ustedes son los que tienen miedo a morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo mandar matarlos a ustedes allí afuera. Nosotros somos hombres-bombas. En las villas miseria hay cien mil hombres-bombas. Estamos en el centro de lo insoluble mismo. Ustedes en el bien y el mal y, en medio, la frontera de la muerte, la única frontera. Ya somos una nueva ’especie’, ya somos otros bichos, diferentes a ustedes. La muerte para ustedes es un drama cristiano en una cama, por un ataque al corazón. La muerte para nosotros es la comida diaria, tirados en una fosa común. ¿Ustedes intelectuales no hablan de lucha de clases, de ser marginal, ser héroe? Entonces ¡llegamos nosotros! ¡Ja, ja, ja…!
Yo leo mucho; leí 3.000 libros y leo al Dante, pero mis soldados son extrañas anomalías del desarrollo torcido de este país. No hay más proletarios, o infelices, o explotados. Hay una tercera cosa creciendo allí afuera, cultivada en el barro, educándose en el más absoluto analfabetismo, diplomándose en las cárceles, como un monstruo Alien escondido en los rincones de la ciudad. Ya surgió un nuevo lenguaje. ¿Ustedes no escuchan las grabaciones hechas ’con autorización’ de la justicia? Es eso. Es otra lengua. Está delante de una especie de post miseria. Eso. La post miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes. Mis comandados son una mutación de la especie social. Son hongos de un gran error sucio.
¿Qué cambió en las periferias?
Plata. Nosotros ahora tenemos. ¿Usted cree que quien tiene 40 millones de dólares como Beira Mar no manda? Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, un escritorio… ¿Cuál es la policía que va a quemar esa mina de oro, entiende? Nosotros somos una empresa moderna, rica. Si el funcionario vacila, es despedido y ’colocado en el microondas’. Ustedes son el estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos. Nosotros luchamos en terreno propio. Ustedes, en tierra extraña. Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo. Nosotros estamos bien armados. Ustedes tienen calibre 38.
Nosotros estamos en el ataque. Ustedes en la defensa. Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en ’super stars’ del crimen. Nosotros los tenemos de payasos. Nosotros somos ayudados por la población de las villas miseria, por miedo o por amor. Ustedes son odiados. Ustedes son regionales, provincianos. Nuestras armas y productos vienen de afuera, somos ’globales’. Nosotros no nos olvidamos de ustedes, son nuestros ’clientes’. Ustedes nos olvidan cuando pasa el susto de la violencia que provocamos.
- ¿Pero, qué debemos hacer?
Les voy a dar una idea, aunque sea en contra de mí. ¡Agarren a ’los barones del polvo’ (cocaína)! Hay diputados, senadores, hay generales, hay hasta ex presidentes del Paraguay en el medio de la cocaína y de las armas. ¿Pero, quién va a hacer eso? ¿El ejército? ¿Con qué plata? No tienen dinero ni para comida de los reclutas. El país está quebrado, sustentando un estado muerto con intereses del 20 % al año, y Lula todavía aumenta los gastos públicos, empleando 40 mil sinvergüenzas.
¿El ejército irá a luchar contra el PCC? Estoy leyendo Klausewitz, ’Sobre la Guerra’. No hay perspectiva de éxito. Nosotros somos hormigas devoradoras, escondidas en los rincones. Tenemos hasta misiles anti-tanque. Si embroman, van a salir unos Stinger. Para acabar con nosotros… solamente con una bomba atómica en las villas miseria. ¿Ya pensó en eso? ¿Ipanema radiactiva?
Pero… ¿No habrá una solución?
Ustedes sólo pueden llegar a algún éxito si desisten de defender la ’normalidad’. No hay más normalidad. Ustedes precisan hacer una autocrítica de su propia incompetencia. Pero ser francos, en serio, en la moral. Estamos todos en el centro de lo insoluble. Sólo que nosotros vivimos de él y ustedes no tienen salida.
Sólo la mierda. Y nosotros ya trabajamos dentro de ella. Entiéndame, hermano, no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: ’Pierdan todas las esperanzas. Estamos todos en el infierno’.
O Globo / La Haine
La autenticidad de la entrevista ha sido puesta en duda         
Jueves.4 de enero de 2007



Cuando escucho hablar de socialismo, de sociedad, de analistas sociales siempre me termino quedando con la impresión de que en los lugares esos a los que no nos acercamos por miedo o ignorancia está esparcida generosamente la respuesta a todos los interrogantes. Ahí donde no hay café en pocillos caros está el análisis más puro. Los que estamos de este lado seguimos siendo unos ilusos, soñamos con repetir teorías viejas y aplicarlas a una realidad que desconocemos como si esto se tratara de física y química, de prueba y error, de ensayos y postulados. Nada más alejado, cuando empezamos a descubrir la punta de la madeja, el viento ya la puso a rodar en el sentido opuesto.En el año 2007 (supuestamente) nacía una entrevista en la que un preso nos puede poner tras las rejas con tan solo esgrimir un relato.


Tenías razón... así de relativo es todo, querido Albert.



viernes, 14 de abril de 2017

Vestida de ausencia

Alguna vez oí a lo lejos a alguien decir que "no toda ausencia es olvido".  Desde aquel momento me he preguntado muchas veces si esa frase tenía algo de cierto.  La ausencia es la forma sutil en la que la vida nos termina demostrando que todo esto es un gran rompecabezas.  La pieza que no encaja, tarde o temprano, con los costados ajados de tanto intentar, terminará en el fondo de la bolsa esperando el paisaje correcto.  Estoy convencida de que tarde o temprano sucede así.

Los desencuentros de la vida son habituales, algunos se acostumbran a ellos, levantan la bandera de la queja, se lamen la herida en silencio, sonríen para la cámara, se acuestan y en la oscuridad de la habitación es donde ven todo con mayor claridad.  Es la paradoja de la vida, los momentos en los que no  hay luz, las cosas suelen verse mejor.

Nos acostumbramos a estar mal y también tomamos por costumbre quejarnos desde el sofá.  Otros vamos por la vida vestidos de inconformables, ante el menor disgusto se nos instala la espina del miedo, miedo a volvernos como esos que no nos gustan nada, esos que transcurren, que eligen por comodidad, que se cansaron temprano de pelear por la felicidad.  Una felicidad que no se resume a un buen vino, a gustos que se puedan aparentar, a fotos llenas de sonrisas que parecen una publicidad.

En este mundo nos resulta más fácil sacarnos la ropa que los miedos, entonces le ponemos tiempo a todo, evaluamos todo, mostramos lo que tenemos como si fueran trofeos, perdemos el tiempo en estos espacios en los que tenemos a personas que quizás necesitan dos mates y un abrazo en lugar de millones de likes.  

El miedo me aburre, pero es un aspecto demasiado personal como para pretender que el que lea esto se pregunte a qué le tiene miedo.  De todas formas, quizás lo hagas.  No estaría mal.

"La ausencia no es olvido" o quizás sí.  Hay muchas formas de estar ausente sin estarlo.  Hay muchas formas de estar cerca estando definitivamente lejos.  A veces hay que aprender a la fuerza cosas que de otra forma nos costarían la vida.

A quien lea esto le deseo una vida llena de presencias.  Que lleguen vestidas de música, de regalos en la calle, de gestos humanos, de palabras de aliento, de momentos inolvidables, de cuerpos cansados de bailar, de libros, de frases, de consejos de viejos y de niños, de sonrisas y de sueños.



domingo, 9 de abril de 2017

La moda de "No estigmatizar"

Nos acostumbramos a vivir rodeados de personas que maltratan, abusan, someten.

Sólo manifestamos estupor cuando buscamos a una persona un par de días y aparece su cuerpo confirmando nuestra pasividad. Salimos a los 5 días a pintar paredes con las revolucionarias frases "Muerte al macho" "Lesbianizate" y un sin fin de originalidades marketineras que jamás van a resultar lo suficientemente consistentes como para lograr que la justicia deje de ser esa estatua con los ojos tapados, que tan oportunamente nos representa.

En EEUU en el año 1994, murió Megan Kanka de 7 años luego de ser violada y estrangulada por su vecino que había estado en prisión dos veces antes de este crimen. La ira, el enojo y la presión de los ciudadanos lograron que se promulgara una ley que garantizaba la información a la población cada vez que un criminal era liberado.

En nuestro país se intentaron medidas semejantes pero no fue posible que llegaran a buen puerto porque nos acostumbramos a hablar de "estigmatización". Me pregunto, ¿qué es lo que queremos?

Es sabido que es políticamente correcto decir que hay que dar oportunidades pero no estamos evaluando pacientemente de qué estamos hablando cuando nos volvemos tan generosos con la suerte que le toca al resto. Un ladrón puede cambiar su conducta si se trata de necesidad, de falta de oportunidades. Enseñar un oficio, cambiar el chip y acompañarlo pueden ser una salida. Pero un violador no se cura, es un psicópata que disfruta del padecimiento ajeno, el placer reside en el sufrimiento de otra persona, en el sometimiento. Verdaderamente ¿nos tiene que importar la estigmatización de un tipo que es potencial violador nuestro o de alguien que queremos? ¿O es quizás nuestra incapacidad de sentir cercanas a las "otras" lo que nos lleva a opinar como bipolares?

No nos ponemos en la piel de las otras chicas, niñas y niños que terminamos ofreciendo como verdaderos sacrificios humanos cada vez que, por ser "correctos", decimos lo conveniente sin que la sangre que nos hierve en las venas nos marque el pulso.

No es casual que un día después de encontrar el cuerpo de Micaela, el juez Carlos Rossi -que es quien consideró que Sebastián Wagner debía estar libre- sea sometido a un JURY. Eso lo logró la voluntad popular. Vos y yo posteando la cara de Carlos Rossi. Gonzalo Heredia (por citar un ejemplo), que supo usar su popularidad para que no se nos olvide la cara del que firmó la sentencia de Micaela con su pluma fácil. ¿Lo estamos estigmatizando a Rossi? No. Porque él no es un incapaz, tiene un cargo de suma responsabilidad y su liviandad en la condena de unos, resultó la condena eterna de otros.

Nos desgarramos las vestiduras hoy, pero hace años venimos siendo cómplices de esto, porque dejamos todo en manos de organizaciones que tienen fuerza para morder pero nunca llegan al hueso y es entonces cuando termina todo en un circo mediático y porque, mal que nos pese, depende la bandera política que lleve el estúpido de turno, nos parece menos o más atroz lo que el personaje en cuestión denuncia. A las pruebas me remito:



ABUSO DESHONESTO. " Fellatio in ore". Menor de 8 años. PENA. Graduación.

1) La "fellatio in ore" no puede constituir en nuestro Cód. Penal, el denominado "acceso carnal", debiendo encuadrarse el hecho en la figura de abuso deshonesto.

Para el que no comprenda la expresión "Fellatio in ore", es sexo oral. No olvidemos que en esta oportunidad se hablaba de un caso en el que una menor (8 años) era la sometida a esta práctica.


2) Teniéndose en cuenta que el único hecho imputado al procesado se consumó a oscuras, lo que reduce aún más el contenido traumático de la desfavorable vivencia para la menor, que no registra antecedentes, que confesó plenamente el hecho y que demuestra arrepentimiento, parece ajustado a derecho la pena de 3 años de prisión, de efectivo cumplimiento. 


C.N.Crim. Sala VI (Def.) - Elbert, Donna, Zaffaroni - (Sent. "S", sec. 23).
c. 17.415, TIRABOSCHI,J.
Rta: 26/4/89.


No hace falta ser Einstein ni Da Vinci para darnos cuenta de que todo es leve a los ojos de un juez como Zaffaroni que tiene un apellido que parece haberle signado la vida, porque sólo un tipo suertudo puede decir tamañas estupideces, ser dueño de prostíbulos, seguir diciendo otras estupideces y andar por ahí como si nada. De alguna forma, Micaela, Candela, María Soledad, Marita, María Cash son víctimas y/o desaparecidas que nos deberían pesar con mucha responsabilidad a todos.

Cadena perpetua para violadores. Y que no sea un nuevo chiste, que agarren el diccionario y que busquen "perpetua" y que la apliquen.

Escrache público a cada juez incompetente que nos condena con las libertades gentiles que regala. Que hoy le pese a Rossi ver su cara en todos lados al punto de que su propio entorno profesional le suelte la mano es la muestra de que es lo que tenemos que seguir haciendo. Que sus hijos nos padezcan hoy, quizás sea la forma de salvar a otra chica de la liviandad de una pluma.

Adjunto la #LeyMegan o #LeyWetterling para que lean los que estén interesados.

sábado, 8 de abril de 2017

El juez

Una vez más la noticia que NO sorprende, nos sorprende. 

Una vez más la noticia retuerce el estómago de los que abrazábamos, quizás infantilmente, la idea de que Micaela iba a aparecer viva.

Basta imaginarse a esa madre pariendo un dolor que seguramente duele más que un parto porque éste será un dolor eterno. Basta imaginarse la impotencia de ese padre que como hombre se debe  preguntar cómo alguien es capaz de algo semejante.

Ahí está.  Ya es definitivo. Apareció muerta. Podemos suponer los opinólogos que el autor es Sebastián Wagner,  todo indica que sí,  si no lo fuera, hay otro mal parido dando vueltas.  De todas formas... no olvidemos más!  Por favor!!! No olvidemos que hay un juez que usó su firma para dar libertad a un violador que cometió más de un crimen. No olvidemos que Carlos Rossi nos condenó con su firma, que largó al lobo en el medio de un corral lleno de corderos (en los que no están sus seres queridos porque los jueces viven como reyes en este país) y en la ruleta le tocó a Micaela pero pudo ser tu hija, tu sobrina, tu hermana. No olvidemos que Carlos Rossi firmó el certificado de defunción de Micaela. Es así.  No hay nada subjetivo en esto.

Un violador disfruta del acto de someter. Por eso la estupidez de Cordera se vuelve mucho más grave hoy!!! Ves, progre de manual, que no es joda lo que dijiste??

Ven? Ven que nosotros somos quietos??
Ojalá hoy se llenaran las plazas!!! Ojalá hoy fuéramos al Congreso para exigir que estas lacras se pudran en la cárcel,  o que sirvan como donantes vivos! Suena facho?

Más facho es seguir permitiendo que tipos como Rossi o Axel López nos condenen!
Prohibido olvidar!
Prohibido perdonarlos.
Son nuestros empleados.
No nos olvidemos de eso.


Ya están organizando una marcha (para el martes, esa es la parte triste) y eso hace que esto se vuelva cuestión más propia de un movimiento social que de la sociedad en movimiento.


Seguimos sin entender nada. Estamos perdiendo el hermoso don de la espontaneidad, que no entiende de almanaques ni horarios, porque cuando la sangre hierve, la acción es irrefrenable.